Investigador chihuahuense podría haber descubierto la cura contra el Cáncer

Molécula esencial para la nutrición, el caroteno hidrosoluble podría convertirse en la cura para distintas enfermedades degenerativas como el cáncer y el mal de Parkinson, ya que así lo aseguran numerosas personas a través de testimonios recabados por Juan Alfonso García, investigador egresado de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Forestales, donde impartió ayer una conferencia sobre sus descubrimientos.

Ingeniero agrónomo fitotecnista por la FCAF y originario de Camargo, García explicó que al realizar investigaciones con plantas notó la presencia de un pigmento rojo conocido como caroteno, que se encuentra en alimentos naturales como el tomate y el cual al aplicarlo en tejidos vegetales enfermos los sanaba.

Al avanzar en sus indagaciones, García descubrió que el caroteno frena la oxidación de las células y por consiguiente el daño que estas sufren. Debido a esto, García dedujo que el caroteno tiene un papel importante en la nutrición de todos los seres vivos, incluidos los humanos.

Explicó que al actuar en el sistema glandular, el caroteno provocará que el metabolismo se ajuste y se asimilen mejor los nutrientes de la dieta diaria. La clave está –señaló- en qué cantidad de caroteno y con qué frecuencia se ingiera, así como la calidad de los mismos.

Jefe de Información