Gritos y confusión en el Poder Legislativo

“¡Cómo vamos aprobar algo que no existe!”, fue parte de los gritos que realizaban diferentes fuerzas parlamentarias del Congreso respecto al dictamen que validaba la ceremonia de Reconocimiento a las Mujeres Chihuahuenses Destacadas, además de la intromisión, desacuerdos, alegatos y gritos, siendo éstos parte de los ingredientes que ayer cubrieron a la sesión del Congreso.

A las 10 de mañana todo indicaba que sería una sesión más la que se llevaría a cabo en el Congreso del Estado, con el orden del día listo por aprobar, dictámenes e iniciativas también por aprobar, y desde luego a las 12 horas la ceremonia de reconocimiento a las mujeres destacadas.

Sin embargo, por los acuerdos que se llevaron en la Junta de Coordinación Política, en la que acudieron cuatro de las nueve fuerzas parlamentarias, principalmente por el dictamen donde se enlistaron a las mujeres chihuahuenses ganadoras del mencionado premio, comenzó la trifulca en la máxima tribuna, de nueva cuenta.

La moción presentada por la diputada local del PAN, Rocío González, en la que se pedía aprobar el dictamen de la Comisión de Igualdad (integrada por Nadia Siqueiros –presidenta-, Blanca Gámez, Rocío Sáenz, Leticia Ortega y Martha Rea) para luego llevar a cabo con normalidad la ceremonia de premiación, situación que no sucedió, pues el dictamen fue aprobado por cuatro de las nueve fracciones parlamentarias y a decir de los diputados del PRI, PRD, PVEM, Morena y Nueva Alianza, no tenía validez legal.

En lo que se convertiría como ring, el Pleno Legislativo, comenzó con el uso del micrófono de la diputada Isela Torres, quien manifestaba: “en la Jucopo tomaron un acuerdo de convertirse ellos porque nadie los había nombrado, de ver un asunto que es correspondiente al reconocimiento de la mujer destacada, las comisiones habían sacado quiénes serían las ganadoras, y hubo un enojo de la señora Emma Saldaña, quien se molestó porque no habían salido sus candidatas, hoy –ayer- estaban muy apuradas por sacar el dictamen”, relató.

Por su parte el diputado Alejandro Gloria, coordinador del Partido Verde, en forma de clase, donde él era el maestro o sensei, como le dijo el diputado Jesús Valenciano, explicó una y otra vez que no podían votar un dictamen que no existía, dejando puntualmente establecido que él no era títere del gobernador Javier Corral.

“Se los voy a explicar para quien no lo entiende: uno, la Jucopo, al igual que varias de las comisiones o todas, ninguna de ellas se puede llevar a cabo si no hay quórum (…) sacan un dictamen a vapor igual que el del martes, a conveniencia de Palacio de Gobierno, son unos títeres de veras”, explicó.

“¡Dan pena!, les dijo el diputado Gloria, como parte de la cátedra que sostenía en la máxima tribuna. ¡Por favor!, les replicó, ¿y así quieren reelegirse? se preguntó el diputado, finalmente les recalcó ¡Dan Pena!.

El diputado Pedro Torres, de Morena, les refuto que al no abordarse el tema se debió a que no existía un dictamen y al no haber dictamen se debe a que no hubo Junta de la Coordinación Política “si quieren violar la ley desde lo más básico, la gente se los va a reclamar y lo harán de manera próxima”.

La diputada Nadia Siqueiros explicó que el listado de las mujeres chihuahuenses destacadas se votaron en la Comisión por mayoría, con tres diputadas de diferente partido, para que luego no les anden diciendo que las “mayoritearon”, por lo que solicitó someter a votación la moción de la diputada Rocío González, para darle la validez del dictamen de la premiación de las mujeres.

Pudiera escribirles, estimados lectores, el diálogo de todos los demás diputados que participaron en el debate legislativo –quizá los grandes legisladores y juristas habrán de criticar mi apreciación por llamar “debate legislativo” a la charla que sostuvieron nuestros representantes-, pero dejaría sin espacio el espectáculo ofrecido por la mesa directiva de nuestro Poder Legislativo.

Entre diálogo, “argumentación”, dimes y diretes, la diputada María Antonieta Mendoza Mendoza pedía la palabra en repetidas ocasiones, antes de votar la moción mencionada, pues hubo confusiones por el sistema de votación y/o saber qué moción se estaba votando, por lo que decidió elevar la voz y pedir “tiempo” (como si estuviese en un partido) para que le dieron más minutos y poder entender qué se estaba votando.

No, no, no, permítanme, es que por qué, primero se aprobó y luego se desechó, dijo la diputada Mendoza, -Diputada usted es diputada secretaria de este Congreso, dijo el diputado Jorge Soto (quien hacía las veces de Presidente del Congreso) –Pero soy diputada, no me puede quitar el derecho de expresión, le contestó Mendoza.

-Si va a estar con esta cordura, le pido baje a tribuna y suba otra secretaria, comentó el presidente del Congreso, a lo que contestó la legisladora de Nueva Alianza, “hoy 8 de marzo día internacional de la mujer, hoy se violenta a una mujer por ser secretaria, pido la palabra y se me detiene por ser secretaria”

“Están abriendo y cerrando el sistema de votación” dijo Crystal Tovar, “porque no te bajas tú” le contestó el diputado Alejandro Gloria, “el respeto es para todos por igual” señaló Pedro Torres; “respeta a la diputada” volvió a intervenir Tovar, “él no me está respetando a mí” señaló Mendoza.

Esto mientras el diputado Jorge Soto les explicaba que solicitaba a la diputada Mendoza bajara a tribuna para poder participar en el debate, a lo que la diputada Mendoza no le pareció, y comenzó con toda la trifulca que vino a terminar luego de pedir un receso de 5 minutos, que se convirtió en una reunión de casi una hora por parte de la Junta de Coordinación Política.

Ya en la Jucopo,  continuaron con el intercambio de ideas, donde tanto Soto y Mendoza, ya más medianamente trataron de arreglar el conflicto o mal entendido, según la percepción de cada lector, donde por un lado Mendoza no desistió de la posible denuncia que pondrá, y por el otro lado, Soto señaló que no habría violación alguna. Tanto Tovar como Soto, ya en calma, dialogaron y se perdonaron sus indiferencias.

Esto sucedió por un dictamen no aprobado para premiar a las mujeres destacadas –donde en todo momento las fuerzas coincidieron en estar a favor de la premiación más no de la aprobación del dictamen que se hizo fuera de ley, aseguran- donde los diputados volvieron a usar la máxima tribuna de Chihuahua, dejando mucho que desear respecto a su trabajo profesional.

Jefe de Información
Editora de contenidos web