Nintendo Switch XL ¿Es posible?

Nintendo Switch, la gran sorpresa del año pasado, ha cumplido recientemente un año de vida. En apenas 12 meses la consola híbrida de Nintendo se ha metido en el bolsillo a crítica, compañías y jugadores consiguiendo una potente lista de logros que ya repasamos con motivo de su cumpleaños. Sin embargo, vivimos tiempos convulsos en la industria del videojuego y las compañías parecen interesarse cada vez más por revisionar sus productos y hardware de cara a potenciar determinadas capacidades.

Sony lo hizo con su PlayStation 4 Pro y recientemente Microsoft ha relanzado su marca con Xbox One X buscando ampliar ventas y alcanzar a cierto público más exigente en términos técnicos o gráficos. Ambas consolas han funcionado bien en su propuesta y suponen un extraño impás en la actual generación de consolas que, por el momento, no tenemos muy claro cuando podría terminar. Sin embargo, Nintendo parece haber roto la baraja en cuanto a término de generaciones, si hablamos de potencia, y ha tirado, para variar, por su propio camino con Nintendo Switch. Apenas lleva un año en el mercado pero muchos ya fantasean con una revisión del hardware de Nintendo. No obstante, la Gran N ya ha dicho que, al menos durante 2018, el objetivo de la compañía es ampliar los periféricos (ya hemos visto que se traen entre manos con Labo) y actualizar sistemas pero nada de revisionar el hardware existente.

Nintendo ha dicho, como hemos recogido anteriormente, que no habrá una nueva versión de Nintendo Switch durante el próximo año por lo que, de haberla, podría llegar a partir de 2019. Sin embargo, la compañía ya tiene cierto pasado en cuanto a revisiones de sus consolas. No hablamos ya de las variaciones dentro de sus portátiles; reduciendo tamaño o añadiendo iluminación y otros elementos como con las diferentes versiones de su Game Boy Advance. Si Nintendo optase por revisar Nintendo Switch probablemente optaría por un camino similar al que ya ha recorrido con Nintendo 3DS creando una variante más grande con Nintendo 3DS XL e incluso una más potente con New Nintendo 3DS. La portátil de Nintendo recibió una revisión que pretendía dar cabida a ciertos juegos más exigentes y mejorar el rendimiento del resto de títulos.

Así pues… ¿qué podríamos esperar de una hipotética Nintendo Switch XL o New Nintendo Switch?

Una mayor batería
Este es, quizás, el principal talón de Aquiles de la consola de Nintendo es su vida útil en modo portátil. Aunque depende mucho del juego lo cierto es que ronda las tres o cuatro horas de vida de uso intenso. Está claro que una revisión del hardware debería venir acompañada de una mejoría en este aspecto.

Para mejorar este aspecto se tendría que mejorar también de manera paralela el rendimiento de la pantalla y su procesador. Si pasásemos a montar un Tegra X1 de 7nm rediseñado se podrían aprovechar los núcleos del procesador a 768MHz y evitar la bajada actual.

Una nueva pantalla, sin bordes
Aunque Nintendo sigue defendiendo que Switch no es una consola portátil sino una sobremesa que podemos llevarnos a cualquier parte lo cierto es que muchos jugadores aprovechan al máximo la portabilidad de la consola. A pesar de su buen diseño uno no deja de sentir que la pantalla de la consola podría haber de un tamaño ligeramente superior.

Hemos visto durante este último año como la tecnología móvil se ha ido desprendiendo de los bordes negros en sus pantallas. Si la nueva pantalla de una hipotética revisión de Switch lograse reducir el porcentaje de su borde podríamos ampliar en más de una pulgada su tamaño; de 6.2 a 7.5. Si, además de todo esto, Nintendo mirase a la tecnología OLED de Samsung se reduciría también su consumo.

Jefe de Información