Candidaturas secuestradas

El proceso electoral de este año nos ha dado una enorme sorpresa, las candidaturas de todos los partidos políticos están secuestradas. La tesis se afirma en función de tres indicadores, primero, los partidos políticos a nivel cupular han definido ya en su gran mayoría a quienes estarán en la boleta electoral, no se han dado a conocer convenciones, no se han realizados procesos abiertos de elección, sólo se han mencionado reuniones secretas y reservadas donde van sólos quienes aspiran a estar en la boleta.

El otro indicador es producto de una legislación que por la premura en ser aprobada no contempló los tiempos y espacios actuales, al aumentar por única ocasión la fecha para la elección, tenemos un periodo de intercampañas donde no se puede hacer proselitismo ni al exterior de los partidos ni hacia dentro, es decir, hay que hacer “mutis”. En otras palabras, los aspirantes y candidatos ungidos hasta el día de hoy, están amarrados de manos, pies y boca. El tercer indicador es el costo de precampañas y campañas.

El tema de la fiscalización es importante en esta etapa ya que deben ser presentadas ante la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) las cifras correspondientes en esta primera etapa (precampañas). El PAN reportó $14,263,344.96; el PRI un monto de $20,804,262.40; el PRD señalo un monto de $707,850.65, el PT tuvo un gasto de $82,042.40 mientras que el PVEM reportó $144,768.00. Movimiento Ciudadano dijo que gastó $525,459.60;  Nueva Alianza $2,730,114.78; MORENA $7,983,770.23 y finalmente el PES reportó $1,593,859.60 con lo cual tendríamos un costo reportado por los principales actores de la contienda de 55,225,383.25 a nivel nacional. Esta cifra distribuída por candidato, quedaría de la siguiente manera: Ricardo Anaya Cortés 15,496,655.21, José Antonio Meade, 23,679,145.18 y Andrés Manuel López Obrador reportó un gasto de 16,049,582.86.

Datos del mismo ente fiscalizador, indican que Flavio César Ochoa Ramirez, Rafael Vázquez Pérez, Arturo Chávez Pérez y Armando Cuellar Moreno no presentaron los informes financieros, lo cual dejaría dudas en sus aspiraciones para contender por un cargo de elección popular. Todos ellos tienen en común un dato interesante, son aspirantes a candidatos independientes.

Al buscar datos sobre otros candidatos de los partidos políticos a un cargo de elección como diputados locales, presidentes municipales y sindicos, nos damos cuenta que no todos han cumplido con dicho requerimiento. Situación que además de anómala podrá costarles una multa por no presentarla a los candidatos o bien un extrañamiento público a los partidos políticos sólo por no dejar. Hay otros casos que al buscar información sobre un municipio en particular o bien por un cargo de elección no se presenta información es decir, que los partidos políticos no presentan datos que permitan medir cumplir con la normatividad.

Al hacer una búsqueda de los que estarán en la boleta electoral de la elección de síndico en el municipio de Juárez encontramos que sólo la presentaron el PRI (Carlos Calleros Moreno), el PAN (Jesús Cárdenas), el PRD (José Luis Barrios) y un aspirante independiente (Gustavo Méndez). Las preguntas son sobradas, en este caso hubo una nula actividad de gastos de precampaña, ya que en la práctica no hicieron una labor de proselitismo. El el último de los casos, el aspirante a candidato independiente salió con números rojos, es decir gasto más de los ingresos que tuvo.

En conclusión, los amarres de las candidaturas tienen una serie de lagunas que los aspirantes y partidos políticos deberán sortear los tiempos recortados, las finanzas contabilizadas y salvaguardarse de las perversidades de las que hablaba Maquiavelo para hacerse del poder. Los candidatos aún tienen  mucho por recorrer y la fecha del primero de julio se ve lejana, aunque en política esa fecha es aún corta para muchos que no se han posicionado en el mercado electoral.

Jefe de Información