Un estado de EE.UU. podría convertirse en el paraíso de los mexicanos para consumir marihuana

Por primera vez en su historia y de forma legal, California aprobó el 1 de enero de 2018 el consumo recreativo de cannabis. Esto ocurre poco más de dos décadas después de que se convirtiera en 1996 en la primera entidad de EE.UU. en avalarla con fines terapéuticos o medicinales.

De acuerdo con la agencia AP, únicamente 90 establecimientos recibieron autorización para operar el primer día del 2018. Actualmente, estas tiendas están localizadas en ciudades como San Francisco, Santa Cruz, Palm Springs o en localidades colindantes con la frontera de la República Mexicana como San Diego.

Los usuarios tanto nacionales como extranjeros que decidan comprar marihuana en California deberán pagar impuestos cercanos al 20%, es decir, un poco más del doble del gravamen de cualquier venta regular efectuada en EE.UU., la cual oscila entre 8 y 9%, según la ciudad.

Jefe de Información