Se les “pasa la mano” a polimunicipales en intervención oficial

Entre la vida y la muerte está Irvin Gerardo Mendoza Rodríguez, joven que junto con su familia fue víctima brutalidad policiaca por parte de polimunicipales que allanaron su casa para ponerle un “estate quieto”, ordenado aparentemente por un agente estatal de nombre Alejandro Chacón.

Familiares informaron que el joven está sumamente golpeado, ya que fue atacado por unos 10 uniformados.

“Le destrozaron todo en la casa a mi hermana, pero eso pasa a segundo término, lo que más nos preocupa es que Irving no pierda el ojo, es el que se encuentra hospitalizado; a los otros apenas los liberaron la mañana del lunes, mientras que a Irving lo mandaron al hospital, casi 24 horas después de que les dieron la golpiza” narró Laura, tía de los jóvenes golpeados.

Entretanto, las personas que fueron agredidas por el grupo de policías temen por su integridad, ya que el pasado domingo probaron hasta dónde puede llegar la brutalidad policiaca.

Fue el pasado domingo por la madrugada en la casa de la familia Mendoza, cuando agentes municipales irrumpieron para llevar a cabo una detención arbitraria de dos hermanos que bebían en el porche de la vivienda, pero todo se salió de control.

Según el relato de la señora Laura Mendoza, tía de los afectados, la agresión de los uniformados es un abuso de autoridad, ya que ingresaron a la casa a golpear a los miembros de la familia.

Laura compartió que la agresión pudo darse para cumplir con la orden de un agente de la ministerial, de nombre Alejandro Chacón, quien habría solicitado a los polipreventivos darle un “estate quieto” a los hermanos Irvin Gerardo Mendoza Rodríguez y Jaime Alejandro Contreras Mendoza, por problemas añejos.