Quieren sumar a comerciantes al “Corredor Seguro” del centro histórico

Con el fin de lograr mejores resultados en las acciones que se emprenderán en el Corredor Seguro de la Zona Centro, dirigido a garantizar el libre tránsito de la mujer y evitar que sea víctima de agresores y delincuentes, se plantea, no solo el establecimiento de puestos de atención policiaca, también el involucramiento de comerciantes y prestadores de servicios que tienen sus negocios y oficinas en el sector.

Lo anterior fue comentado durante la sesión de la Comisión de Planeación del Desarrollo Municipal que coordina la regidora Jacqueline Armendáriz, en la que se dieron a conocer detalles del proyecto cuya obra arrancó oficialmente hoy.

Verónica Corchado, titular del Instituto Municipal de la Mujer, expuso que el Corredor Seguro para la Mujer es una estrategia articulada del Gobierno Municipal, organizaciones y comerciantes del centro de Ciudad Juárez, para la prevención social de la violencia y la recuperación de espacios públicos.

Los botones de pánico se ubican en lugares estratégicos hasta donde puedan llegar las mujeres que se sientan amenazadas y presionarlo para que llegue la ayuda. Al igual que los módulos de la policía que serán atendidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública especialmente entrenados para atender este tipo de situaciones.

Corchado destacó en su exposición que el Corredor Seguro va dirigido a las mujeres, sin embargo en realidad va a servir a todos los visitantes del Centro Histórico al contar con una mayor vigilancia, lo que en el futuro pudiera ser replicado en otras partes de la ciudad.

Externó también que “el Corredor Seguro busca desarrollar un plan de cohesión social y participación comunitaria para fomentar el encuentro y desarrollo de las familias que habitan, transitan y laboran en el Centro Histórico de Ciudad Juárez, a través de charlas informativas acerca de donde se encuentran las instituciones de atención, programas a los cuales pueden ser beneficiarias las personas, así como charlas preventivas de la violencia, a fin de habitar el espacio público y que este se convierta en un punto de intercambio cultural, de esparcimiento y seguridad para todas la personas”.