Muere ‘Fats’ Domino, uno de los pioneros del rock and roll

Fats Domino, el portentoso pianista y cantante afroamericano originario de uno de los barrios mas pobres de Nueva Orleans que llegó a convertirse en uno de los artistas de rock and roll más influyentes de las décadas de los años 50 y 60, falleció hoy a los 89 años.

Domino murió en Nueva Orleans, rodeado de amigos y familiares, según informó su hija, a la prensa en Nueva Orleans.

El artista vendió más de 65 millones de discos, más que cualquier otro músico de rock and roll de la década de 1950 excepto Elvis Presley. Su sencillo, con el que debuto, “The Fat Man”, es reconocido por algunos como el primer disco de rock and roll.

Fats Domino fue uno de los primeros artistas afroamericanos de blues en ganar popularidad entre el público anglosajón y su música fue más prolífica en la década de 1950.

La música de Domino ha sido acreditada como una influencia clave de muchos artistas durante las décadas de 1960 y 1970. Elvis Presley presentó a Fats en uno de sus conciertos en Las Vegas diciendo que “este caballero fue una gran influencia para mí cuando comencé”.

Según los informes, Paul McCartney escribió la canción de los Beatles Lady Madonna en emulación del estilo de Domino.

En 1986, Domino fue uno de los primeros en ingresar al Salón de la Fama del Rock and Roll, pero no acudió a la ceremonia de inducción al negarse a dejar Nueva Orleans, donde permaneció por el resto de su vida, incluso durante el periodo en el que la ciudad fue azotada por el huracán Katrina en 2005.

Antoine “Fats” Domino Jr. nació en Nueva Orleans el 26 de febrero de 1928, hijo de un violinista. Sus padres eran de origen criollo y en su hogar se hablaba criollo francés.