Maximizan organizaciones civiles proyectos sociales

Delicias.- Con el apoyo de la Fundación del Empresariado Chihuahuense, A.C. el Centro para la Profesionalización de la Sociedad Civil, A.C. llevó a cabo los módulos 5 “El efecto multiplicador” y 6 “Uso responsable de recursos para maximizar beneficios” de su “Seminario 2017”, orientado a brindar a las asociaciones civiles que trabajan en pro de la comunidad los conocimientos, metodologías y estratégicas necesarias para que incrementen el impacto social de sus intervenciones en las colonias más vulnerables de la región.

Esta jornada de capacitación se realizó en las instalaciones del Club 20-30, siendo impartidos los módulos 5 y 6 por la Lic. Beatriz Elena Rivera Varela y el Lic. Manuel Macías Miramontes; el primero, abordando tópicos relacionados a la comunicación de acciones y visibilidad de proyectos, y el segundo enfocado a la sustentabilidad financiera.

El licenciado Enrique Valenzuela, Director de Fechac en la zona de Delicias, comentó que este seminario se realiza con la participación de más de 50 representantes de 35 organizaciones de la sociedad civil de la región centro-sur del estado, con la finalidad de impulsar fortalecimiento institucional y operacional de las asociaciones civiles, realizada con el objetivo de impulsar el impacto de la labor de transformación social que realizan en beneficio de la comunidad.

Por último, destacó que el seminario se conforma por 8 talleres sobre desarrollo institucional de las OSC: “De la idea a la acción”, “Resultados que se miden”, “Un órgano vital en la construcción de tu organización”, “El contenido que marca el rumbo de tu organización”, “El efecto multiplicador” y “Uso responsable de los recursos para maximizar beneficios”; además, gracias a una alianza con el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Chihuahua, al finalizar esta jornada de capacitación se entregará a los participantes una constancia con validez ante la Secretaría de Educación Pública.

Todos los proyectos impulsados por Fechac son posibles gracias a un modelo de responsabilidad social compartida que suma los esfuerzos de los empresarios chihuahuenses, quienes aportan recursos económicos y el trabajo voluntario de 130 consejeros provenientes de organismos empresariales; el Gobierno del estado, que recauda solidariamente las aportaciones a través de su secretaría de Hacienda; el Congreso del Estado, que emite un decreto que permite este mecanismo; y las organizaciones de la sociedad civil, que coinvierten con la Fundación y operan proyectos enfocados en formar una mejor comunidad.