Van 17 denuncias en Profeco contra “Mi Crédito Mexicano” por fraude

Chihuahua.-“Mi Crédito Mexicano acumula ya 17 quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor, pero las demandas no proceden, ya que el domicilio que proporcionan para el contrato no existe, o es un lugar abandonado o un lote baldío, por lo que les recomendamos a la gente que acudan a esta delegación a asesorarse sobre lugares establecidos para préstamos”, señaló el licenciado Pablo Israel Esparza, jefe de Servicios al Consumidor de Profeco Chihuahua.

Pablo Israel Esparza señala que el domicilio que esta empresa presenta es falso, es de la Ciudad de México y se trata de un lugar o que está abandonado o un lote baldío, ya que el ubicado en la ciudad de Chihuahua son oficinas de renta, así mismo, cuando se les llama a conciliación a la delegación de Profeco en Chihuahua, nadie acude.

También en la solicitud de crédito que les entregan a las personas, señaló el jefe de Servicios al Consumidor de Profeco Chihuahua, solamente firma cliente y no el prestamista, que en este documento se hacen llamar como Transnacional Enterprises of Mexico S de RL de CV, por lo que nada los obliga.

Para apertura el crédito mínimo de 150 mil pesos, le piden a las personas mil 500 pesos, dejan pasar tres días y les llaman a los interesados, señalándoles que están en buró de crédito, y para destrabar ese trámite, necesitan otros 5 mil pesos más, a lo cual la gente, ante la necesidad de dinero, lo consigue como puede, ya que una vez teniendo el préstamo pagarán ese dinero y las demás deudas que tienen.
“Juegan con la necesidad de la gente”, señaló el licenciado Pablo Israel Esparza, invitando a las personas a que acudan a la Profeco en caso de tener dudas sobre algún lugar de préstamos, y así mismo, recomienda a quienes necesitan de alguno, que busquen lugares establecidos en Chihuahua desde hace años.

Cuando llega la denuncia ante Profeco de estos fraudes cometidos por Mi Crédito Mexicano, se comienza con el proceso de conciliación, pero como no hay domicilio fiscal, en 30 días se cierra el caso y ya no procede, por lo que 10 de las 17 quejas puestas ante la delegación federal, ya se cerraron por falta de un domicilio fiscal a dónde notificar.