Emite FGE recomendaciones para evitar ser víctima de extorsión

La Fiscalía General del Estado a través de la Unidad Especializada en Investigación del Delito emite recomendaciones para evitar caer en este engaño que bajo amenazas o intimidaciones pretenden la vulneración emocional de la víctima para solicitar depósitos de dinero.

Sin embargo, investigadores de la Fiscalía General determinan que las llamadas se realizan desde el exterior de la entidad, ya que cualquier persona puede comprar un chip y solicitar que la lada sea de otra área.

Normalmente, estos delincuentes llaman a domicilios, negocios, celulares y una modalidad actual es la del secuestro virtual; donde la víctima recibe una llamada de una supuesta autoridad de seguridad, quien afirma que desde su línea han recibido reportes a los números de emergencia.

El malhechor, indica ser miembro o estar coludido con algún grupo criminal y ordena que no cuelgue y pide a la víctima acudir a un lugar público cercano donde revisarán su dispositivo, para luego pedir un código que la víctima recibe por mensaje de texto SMS con el cual los extorsionadores tienen acceso a la cuenta de Whatsapp de la víctima, desde otro teléfono.

Finalmente, le piden que compre un celular o tarjeta SIM nueva para continuar la comunicación y que apague su teléfono antiguo. Con ello, llaman a los familiares del afectado, envían mensajes de Whatsapp o incluso llamadas para que se piense la persona se encuentra secuestrada y con ello exigir el pago de un supuesto rescate.

En caso de un intento de extorsión, la FGE recomienda conservar la calma, colgar la llamada de manera inmediata, no realizar ningún depósito o recarga telefónica, reportarlo al 9-1-1 o a la línea de extorsión: Chihuahua: 429-36-39; Juárez: 6566293300 ext. 56474; 625 128 1100 ext. 77077 en Cuauhtémoc; y en Parral, 6275239500 ext.76343.

• Conservar la calma.
• Colgar la llamada de manera inmediata.
• No realizar ningún depósito o recarga telefónica.
• Reportarlo al 9-1-1 o a Denuncia Anónima 089
• No proporcionar ningún código recibido en el celular ni información personal.
• Cuidar la información que se comparte en redes sociales (configurar privacidad, contactos) y medios públicos (directorios telefónicos, sitios web)
• Compartir información preventiva con empleados, compañeros de trabajo, familiares.