ONU exige a presidente de Guatemala dejar trabajar a comisionado anticorrupción

La Organización de Naciones Unidas (ONU) dijo el martes que estaba molesta por la decisión del presidente de Guatemala de expulsar al jefe de una unidad anticorrupción a la que apoya y que investiga el financiamiento de la campaña de Jimmy Morales.

El organismo multilateral pidió garantías de que se protegerán a las figuras judiciales.

El presidente Morales ordenó el domingo la expulsión de Iván Velásquez, un veterano fiscal colombiano que lidera la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala, conocida como CICIG.

Morales dijo que la expulsión era una cuestión de política exterior y, por lo tanto, de competencia del Ejecutivo, no de los tribunales. Pero su orden fue suspendida por la principal corte del país.

Estoy profundamente preocupado por la decisión sin precedentes del presidente de Guatemala”, dijo el jefe de derechos humanos de la ONU, Zeid Ra’ad al-Hussein, en un comunicado.
Hago un llamado al gobierno guatemalteco para que permita a la CICIG llevar a cabo su trabajo sin obstáculos y tomar medidas para garantizar la protección de los defensores de derechos humanos, funcionarios judiciales, incluida la fiscal general y los jueces de los tribunales superiores, así como el personal de la CICIG”, añadió.
Velásquez y la CICIG, junto con la fiscal general Thelma Aldana, han jugado un papel importante en la lucha contra la corrupción y la impunidad, dijo Zeid.

La Comisión Internacional de Juristas (ICJ), que tiene su sede en Ginebra, dijo que el incumplimiento de la decisión de la Corte Constitucional podría constituir “obstrucción de la justicia”, un delito penal.

La decisión del presidente de declarar a Iván Velásquez como persona ‘no grata’ y ordenar su inmediata salida del país es una clara violación del derecho internacional”, dijo la ICJ en un comunicado.
La CICIG quiere que Morales, un excomediante elegido el año pasado en una campaña que se basó en la lucha contra la corrupción, sea investigado por supuestamente recibir fondos ilícitos durante su campaña electoral.

Morales ha negado cualquier irregularidad, pero la CICIG está investigando unos 800 mil dólares en contribuciones a su campaña que supuestamente no han sido explicadas.