Marina de EU remueve a comandante tras colisión de destructor en Asia

La Marina de Estados Unidos dijo que removió a comandante de la Séptima Flota, el vicealmirante Joseph Aucoin, después de una serie de colisiones que involucraron a buques del país en Asia y mientras avanza la búsqueda de 10 marineros desaparecidos tras el último incidente.

La salida de Aucoin se produce días después de una colisión entre un destructor estadounidense y un navío mercante al este de Singapur y Malasia, ocurrida el lunes, en el cuarto mayor incidente de este tipo para la Flota Estadounidense del Pacífico en lo que va del año.

“El almirante Scott Swift, comandante de la Flota Estadounidense del Pacífico, relevó hoy al comandante de la Séptima Flota, el vicealmirante Joseph Aucoin, debido a la pérdida de confianza en su capacidad de liderazgo”, dijo la Marina estadounidense en un comunicado.

Swift, quien viajó a Japón para remover a Aucoin, ordenó a su segundo al mando en la Flota del Pacífico, el contralmirante Phil Sawyer, que tome las riendas de la poderosa unidad militar.

Diez marineros de EU están desaparecidos tras choque de buque con barco cerca de Singapur
Aucoin tenía previsto retirarse el mes próximo y Sawyer ya había sido designado para sucederlo, en vista de su experiencia para manejar submarinos.

La Séptima Flota, cuya sede se ubica en Japón, opera hasta 70 buques, incluyendo el único portaaviones desplegado de la Marina estadounidense, y tiene alrededor de 140 aeronaves y 20 mil soldados.

La unidad opera un área de 124 millones de kilómetros cuadrados desde bases en Japón, Corea del Sur y Singapur.

El accidente que involucró al buque USS John S. McCain y al tanquero Alnic MC en el Estrecho de Singapur se produjo en un momento de tensión para las fuerzas militares de Estados Unidos en Asia.

Este mes, el John S. McCain navegó hasta un distancia de 12 millas naúticas de la isla artificial construida por China en el disputado Mar de China Meridional, en la última operación de la llamada iniciativa “libertad de navegación” para contrarrestar lo que Washington ve como esfuerzos de Beijing por controlar el sector.