Campanas del Big Ben dejan de repicar; guardarán silencio cuatro años

Diputados británicos y trabajadores parlamentarios se congregaron este lunes a las puertas del Parlamento británico para escuchar los últimos repiques de la campana del Big Ben, en la torre del reloj, que estará en silencio durante los próximos cuatro años para poder ser reparado.
La campana del emblemático reloj londinense no volverá a escucharse hasta 2021, cuando se prevé que finalicen las obras de reparación, si bien cumplirá su función en fechas señaladas como en las celebraciones de Fin de Año y el Domingo de Conmemoración.

El objetivo principal de este largo silencio es proteger a los trabajadores que están llevando a cabo las tareas de renovación de la llamada Elisabeth Tower (Torre de Isabel), un nombre que se adoptó en honor al jubileo de diamantes de la reina Isabel II –sus 60 años en el trono-, que alberga el reloj y su campana.

Los martillos de la campana, que han golpeado durante 157 años, se han detenido en varias ocasiones para su remodelación, en 2007 y en 1983, pero éste será el periodo más largo en el que el Big Ben guardará silencio.

Además del trabajo de conservación de la torre, el Gran Reloj será desmontado pieza por pieza para limpiarlo y asegurar su mantenimiento.

La esfera del reloj permanecerá siempre visible marcando la hora y funcionará con un moderno motor eléctrico hasta que se restablezca el mecanismo del reloj original.

La Torre de Isabel, que es el punto más fotografiado del Reino Unido, ya se encuentra entre andamios para iniciar su reparación.