Mano dura contra quienes defrauden la confianza: PRI

La dirigencia del Comité Directivo Estatal del PRI en el Estado de Chihuahua, encabezada por Omar Bazán Flores y la Diputada Federal, Georgina Zapata Lucero, refrendan su compromiso a los acuerdos establecidos en la XXII Asamblea Nacional, en particular al tema de Ética y Rendición de Cuentas, para “sancionar oportunamente a quienes traicionen nuestro ideario y a los militantes que se alejaron de nuestros principios y defraudaron la confianza del pueblo”.

Durante 107 días de trabajo el priismo chihuahuense, y el de todo el país, participó en debates para lograr los acuerdos que posteriormente fueron aprobados por la Comisión Nacional de Dictamen, y leídos durante la Asamblea Nacional Ordinaria que se celebró el pasado sábado 12 de agosto, en la capital del país.

En el tema de Ética y Rendición de Cuentas, se creó un nuevo Código de Ética, que da respuesta a la lucha contra la corrupción y contra la impunidad, fortaleciendo la Comisión de Justicia Partidaria a fin de prevenir que un priista le falle a su Partido. El objetivo de lo citado es garantizar que el desempeño que le confirieron los ciudadanos a través de su voto, se lleve a cabo conforme a los documentos básicos y en estricto apego al Código de Ética.

En la Declaración de Principios, se refrendó el compromiso de ser un partido político socialdemócrata, incorporando las visiones de toda la República y de los distintos sectores y organizaciones que enriquecen la vida del PRI.

En otro de los acuerdos de relevancia, el CDE Chihuahua, informó que el Revolucionario Institucional se pronunció a favor de hacer coaliciones electorales con los partidos con quienes se tiene identificación ideológica.

En seguridad pública el PRI propone un esquema de justicia más eficiente, con la profesionalización de las fuerzas de seguridad y con una coordinación entre los órdenes de gobierno que permita aprovechar las experiencias y las mejores prácticas de cada entidad federativa.

En el tema de educación, se establecerá como un eje transversal de las políticas públicas del país buscando el mejoramiento de la infraestructura educativa, así como la capacitación y mejor remuneración a la labor de los maestros.

En el asunto de los pueblos indígenas, el PRI salvaguardará sus derechos y de igual manera se compromete proteger y respetar los derechos de los trabajadores, los obreros y con los campesinos de nuestro país.

En el Programa de Acción, se definieron acciones para erradicar la pobreza y generar mejores oportunidades para todas y todos por igual.

En materia de salud se acordó fortalecer este sector para lograr una mayor eficiencia, con servicios de calidad y una estrategia preventiva en contra del cáncer, la diabetes, la obesidad y las adicciones.

Previo a la Asamblea Nacional el PRI en toda la República, secelebraron más de 3,050 asambleas municipales, estatales, de los sectores y organizaciones, además de las cinco mesas temáticas nacionales para lograr los grandes compromisos de renovación y transformación al interior del partido y así salir con la frente en alto al encuentro con la ciudadanía.

Por otro lado y en el tema de Estatutos, el PRI reconoce el trabajo de los jóvenes como actores de cambio, por lo que se aprobó que una de cada tres candidatas y candidatos que salgan a pedir el voto en las próximas elecciones, sean las mujeres y los hombres jóvenes del Partido.

Además de esto el Revolucionario Institucional se renueva y abre las puertas para que todos los militantes y simpatizantes tengan acceso a las candidaturas que merecen por su talento y su trabajo.

A la Asamblea Nacional acudieron priistas de todo el país: regidores, síndicos, presidentes municipales, dirigentes de Comités Municipales del PRI, delegados municipales, delegados estatales, dirigentes de los Comités Estatales, gobernadores, ex gobernadores, diputados locales, diputados federales, todos, en el Palacio de los Deportes, en la Ciudad de México