Empleados de la JMAS lucran con el reparto de agua potable en pipas, alistan denuncias en su contra

Los choferes de los camiones cisterna de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento están incurriendo en una serie de abusos en contra de las familias que no se encuentran conectadas a la red general de agua potable en la ciudad, denunció el activista social, Ernesto Chávez Nápoles, tras una serie de quejas por parte de los afectados.

De acuerdo a la información que compartió, menciona que los empleados del organismo operador del agua en la ciudad, en lugar de cumplir con el abasto gratuito del líquido vital a las familias que habitan en sectores en donde no existe aún la infraestructura para contratar el servicio, cobran hasta 17 pesos por cada tambo de 200 litros que entregan en las viviendas, situación sumamente irregular.

Indicó que en el caso de que continúe esta práctica por parte de los empleados estatales, se tomarán las medidas necesarias para forzar a los administradores de la descentralizada a que tomen cartas en el asunto y corrijan este problema.