Tribunal tira nuevas regulaciones de Trump sobre emisiones de metano

El gobierno de Donald Trump no podrá demorar una norma de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) que limita la contaminación por metano por perforaciones petroleras y de gas natural, sentenció un tribunal federal.

El Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia indicó que la EPA no cumplió los requisitos para una establecer la suspensión por dos años de la regla sobre el metano que había impuesto la Administración de Barack Obama.

La decisión de suspender la aplicación de esta medida a manos del administrador de la EPA, Scott Pruitt, está argumentada en que cuando el gobierno de Obama escribió la regla, violó los procedimientos al no permitir a los interesados comentar algunas partes de lo que se convirtió en una regulación final.

La agencia utilizó ese razonamiento para reconsiderar formalmente la regla y detener su implementación, sin embargo, el tribunal rechazó ese argumento.

“El registro administrativo deja así claro que los grupos de la industria tuvieron una amplia oportunidad de comentar los cuatro temas sobre los cuales la EPA otorgó la reconsideración, y de hecho, en varios casos la agencia incorporó esos comentarios directamente en la regla final”, apuntó la corte.

Por lo tanto, no era ‘impracticable’ para los grupos de la industria haber planteado tales objeciones durante el período de notificación y comentarios (de la Ley de Aire Limpio)”, agregaron.
Los grupos ambientalistas encabezados por el Fondo de Defensa Ambiental habían demandado a la EPA después de su demora, pidiendo una acción rápida y de emergencia de la corte.

La decisión podría traer problemas al gobierno del magnate, que está trabajando para desmantelar casi todas las principales normas ambientales decididas por Obama.

En muchos casos, los funcionarios de Trump están retrasando unilateralmente las regulaciones, como las reglas de la EPA sobre la contaminación por ozono, los planes de seguridad para las plantas químicas y la contaminación del metano de los vertederos.

Sin embargo, el Tribunal de Distrito, la principal corte dedicada a fallos regulatorios, advirtió a la administración que examinaría detenidamente esos retrasos.

En marzo pasado, poco después de la llegada de Trump a la Casa Blanca, el gobierno informó de que retiraba, de forma inmediata, las solicitudes que obligaban a los propietarios y operadores de la industria del petróleo y gas natural a proporcionar información sobre equipos y emisiones en las operaciones existentes del sector.

El pasado 10 de noviembre, la agencia envió la Solicitud de Recolección de Información (ICR) a las empresas con el objetivo de determinar cómo reducir el metano y otras emisiones dañinas provenientes de la industria de petróleo y gas natural.

Durante el gobierno de Obama, la EPA envió cartas a más de 15 mil propietarios y operadores del petróleo y el gas para exigirles que proporcionaran datos sobre la contaminación que conllevaba su actividad.