Nada por encima de la cabeza de Teresa Ortuño: Acuña

Chihuahua.- El líder del sindicato de los trabajadores del colegio de bachilleres, José Acuña Peralta, aseguró que ni ningún ofrecimiento ni negociación están por encima de su petición, la cabeza de Teresa Ortuño.

Lo anterior, al hacer referencia a las reuniones que sostuvieron con el director general de gobierno y transporte, Joel Gallegos Legarreta, quién les insinuó que podrían llegar a solicitar otra cosa en lugar de la destitución de la directora general.

Ante esto, el secretario general del sindicato, acotó que: “ninguna negociación, ningún ofrecimiento está por encima de la cabeza de Teresa Ortuño”, por lo que no escucharon lo que el funcionario estatal tenía de propuesta.

Explicó, que la destitución de Ortuño es petición de los trabajadores del colegio de bachilleres, por lo que no hablaron de lo que la administración estatal les ofrecía en las mesas de trabajo.

Asimismo, en la rueda de prensa donde se dio a conocer la postura del sindicato, se entregó el siguiente comentario de la organización de los trabajadores:

Ante los últimos señalamientos vertidos por autoridades del Gobierno del Estado de Chihuahua, el STAACOBACH realiza los siguientes comentarios:

Esto no es un “juego de vencidas”, como algunos lo quieren hacer ver. Los trabajadores no nos atreveríamos a jugar con fuego en contra el Gobernador del Estado: estamos elevando una protesta real, basados en la inoperancia, en la falta de gestión y en la comprobada incapacidad de Teresa Ortuño como directora del COBACH.

La señora Teresa Ortuño dijo primero que “no le tenía miedo a las denuncias”. Se reía incluso de ello. Y ahora tiene que enfrentarse a una acusación formal por peculado; acción que ha sido reconocida por ella y por otros funcionarios de la administración como Pablo Cuarón Galindo, Secretario de Educación y Deporte, y Rocío Stefany Olmos Loya, Secretaria de la Función Pública estatal, quienes se han atrevido a decir que “sí se retuvieron las aportaciones del salario de los trabajadores, pero fueron utilizadas para hacer frente a otros compromisos”… Es decir: es tan burda su pobre defensa, que hasta pretenden justificar la posible comisión de un delito; porque al final de cuentas, se desviaron montos etiquetados para cumplir con las aportaciones fiscales y de carga social de los maestros y administrativos del COBACH.

Este conflicto NO LO DESENCADENÒ EL SINDICATO. Es producto de un profundo desconocimiento del sistema educativo. Y lo han agravado la persecución y el maltrato que los trabajadores del COBACH han recibido por parte de la señora Ortuño Gurza, y de las cuales hemos dejado testimonio.

Y si eso es grave, mucho más lo son las ausencias y falta de liderazgo de las autoridades educativas estatales y también la falta de prudencia y el desdén con que se han desenvuelto, a las que hoy se suman las lamentables expresiones del Secretario General de Gobierno, quien ha declarado públicamente que el sindicato pretende “regentear” a la institución Colegio de Bachilleres del Estado de Chihuahua.

NO, SEÑOR LICENCIADO CÉSAR JÁUREGUI ROBLES: el sindicato representa los intereses de los trabajadores. Y está usted muy equivocado si pretende insultarnos rebajando su discurso con expresiones tan lamentables y deleznables. En todo caso, hay mayor perversidad política en el hecho de sostener en una posición pública a quien ya ha demostrado una total incapacidad para desempeñarla.

Cuando pedimos la intervención del señor Secretario General de Gobierno, le expresamos por escrito nuestra convicción de que tendríamos a un interlocutor prudente e inteligente, que analizaría el fondo de las acciones denunciadas, y que intervendría responsablemente en el conflicto para rescatar a la institución y recomponer la relación con los trabajadores.

Lamentamos que sus propias expresiones públicas, sean las que desmientan la percepción que tuvimos al acudir a su investidura.

Por toda respuesta, se han arreciado una serie de ataques en contra del liderazgo sindical, acompañado de amenazas veladas de que habrán de enviarlo a la cárcel.

Nuestra respuesta es: Si tienen pruebas en contra, que actúen de inmediato y no nada más amenacen… porque en todo caso, los trabajadores del COBACH no hemos abierto nuestra boca para sólo hablar de las irregularidades admininistrativas y de los abusos cometidos por María Teresa Ortuño Gurza, sino que LOS HEMOS HECHO DEL CONOCIMIENTO DE LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO Y DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA.

Y así como los trabajadores interpusimos las denuncias acompañándolas de pruebas concretas e irrefutables, así deberán conducirse todos aquellos que utilizan a los medios de comunicación para acusar sin fundamento, y gastar ríos de tinta para deslegitimar nuestra lucha, arguyendo falsos complots de otros actores políticos.

Esto no es un asunto político y mucho menos partidista o personal en contra de alguien. ES UN CONFLICTO LABORAL E INSTITUCIONAL. Y más allá de las mismas denuncias, está el repudio de los trabajadores a una persona que lo único que tiene, es un ABSOLUTO DESCONOCIMIENTO DEL SISTEMA EDUCATIVO, UNA ABSOLUTA IGNORANCIA DEL SISTEMA BACHILLERES, y UNA NULA CAPACIDAD PARA EL SERVICIO PÚBLICO.

En los últimos días, el repudio a la presencia de la señora Ortuño quedó más que evidente. Hasta padres de familia se manifestaron en apoyo. Y muchos medios de comunicación han dado cuenta del reconocimiento de las irregularidades cometidas bajo el supuesto de “un bien mayor”.

Por ello este movimiento no acusa tintes políticos partidistas, aunque sí el necesario reclamo a la RESPONSABILIDAD POLÌTICA que el Gobernador Javier Corral tiene DE CONDUCIRSE DE ACUERDO AL INTERÉS GENERAL Y DE LAS INSTITUCIONES DEL ESTADO, y no a los intereses de grupos o facciones como “El Yunque”, “DHIACOS”, o cualquier otro. Como gobernador su responsabilidad es con las causas legítimas de los trabajadores chihuahuenses. Y las pruebas del desorden y pésima conducción en la Secretaría de Educación y Deporte y en el Colegio de Bachilleres, están a la vista de todos: constituyendo una monumental vergüenza para el Jefe del Ejecutivo Estatal y su gobierno.

Es inconcebible constatar que el Gobernador del Estado se encuentre solo en medio del conflicto. El Secretario General de Gobierno en sus declaraciones públicas, devuelve la responsabilidad de la solución al Secretario de Educación y Deporte Pablo Cuarón Galindo. Pero esto es inútil. El señor Cuarón ya ha dejado de manifiesto que ni aprendió ni le interesa aprender del entramado educativo chihuahuense.

Y lo mismo sucede con el Subsecretario de Educación Media Superior y Superior, pues el señor Miguel Ángel Valdez García sencillamente ha huido del tema, y ha preferido que las manos del mismo Gobernador queden manchadas por el asunto, antes de mostrar el menor interés por el Subsistema de Media Superior que es de su responsabilidad.

Hasta hoy, el razonamiento de todas las autoridades que han “intervenido”, es que “no pueden dar la impresión de ceder ante grupos o sindicatos”. Sienten que eso sería “perder autoridad” y por ello no comprenden que actuar con honradez intelectual y con justicia ante los hechos, enaltecería el quehacer del Gobierno de Chihuahua.

El STAACOBACH no es un Sindicato de conflictos. Nos interesa mantener un clima de diálogo con nuestras autoridades. Es falso que seamos un Sindicato de “priístas ardidos”. En el COBACH los trabajadores somos del PRI, del PAN, del PRD, de MORENA, de CONVERGENCIA, apolíticos y apartidistas; Protestantes, Católicos, Budistas y ateos.

Cuando tuvimos que denunciar irregularidades en la administración del COBACH durante la anterior administración, lo hicimos públicamente y en su momento. Y en aquel entonces, desde la Dirección del COBACH respondieron con los mismos argumentos y señalamientos que hoy se expresan. Idénticos. Sin cambios ni agregados… pero nunca los demostraron. La diferencia es que entonces, los trabajadores fuimos escuchados; nuestras pruebas valoradas y tomadas las decisiones en beneficio de la institución.

Estamos conscientes de que esos ataques van a arreciar en los próximos días, porque no tienen otros argumentos frente a las irregularidades denunciadas. Por ello les instamos a que actúen como legítimamente deban de actuar, si tienen pruebas ciertas y contundentes. Y que también lo hagan con responsabilidad… que para eso fueron electos como autoridad y designados como servidores públicos.

Pero mientras tanto, ejerciten las acciones administrativas y legales que correspondan contra las irregularidades ampliamente reconocidas y los posibles actos de corrupción que de ellas se derivan, y que han sido debidamente denunciadas en contra de servidores públicos de la Dirección General del COBACH, encabezados por la señora María Teresa Ortuño Gurza.