Busca municipio mayores garantías de derechos humanos a quienes vayan al “ceresito”

Personal de la dirección de derechos humanos del Municipio enfocará la revisión del respeto de los derechos de los conductores ebrios que sean turnados al Centro de Recuperación Total, coloquialmente llamado ceresito, sólo a los puntos de control y detección de este tipo de conductores de alto riesgo, dio a conocer Rogelio Pinal Castellanos, responsable de dicha área de gobierno.

El funcionario municipal aseveró que la intención es que el personal pueda detectar cualquier situación que vulnere los derechos de los conductores antes de que sean remitidos al centro especial que se habilitará en las antiguas instalaciones del tribunal para menores y no cuando las personas ya se encuentren en la recuperación de su estado inconveniente.

Comentó que las autoridades lo que pretenden con los puntos de control y detección es la prevención de accidentes de tráfico, por lo que las molestias que puedan causar a la población en general, son mínimas en comparación con las consecuencias que conlleva la circulación de este tipo de conductores en las calles de la ciudad.