EEUU dice que Siria prepara su ataque en la misma base que bombardeó en abril

EL Gobierno de EE.UU. aseguró hoy que el régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, está preparando su nuevo ataque con armas químicas en la base aérea de Al Shayrat, bombardeada por el Ejército estadounidense el 7 de abril en represalia por otro ataque con armas químicas.

El portavoz del Departamento de Defensa, Adrian J.T. Rankine-Galloway, dijo a Efe que la base de Al Shayrat, controlada por el Gobierno sirio, es el lugar donde se está preparando el nuevo ataque con armas químicas, del que alertó este lunes la Casa Blanca.

“Hemos observado actividades en la base aérea de Al Shayrat que sugieren una posible intención del régimen sirio de volver a usar armas químicas. Estas actividades son similares a las que observamos antes del ataque con armas químicas contra Jan Shijún en abril”, dijo Rankine-Galloway.

La base aérea de Shayrat sufrió el pasado 7 de abril un ataque con misiles crucero Tomahawk en respuesta al ataque químico perpetrado el 4 de abril en la ciudad siria de Jan Sheijun, que Estados Unidos atribuyó a Damasco, dejando claro que no toleraría más ataques de este tipo contra población civil en Siria.

“La continua brutalidad del régimen de Asad y su uso de armas químicas representa una clara amenaza para la estabilidad y la seguridad regional, así como para los intereses de la seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestros aliados”, resaltó Rankine-Galloway.

El portavoz del Departamento de Defensa consideró que las acciones de Al Asad, incluido el supuesto uso de armas químicas, “ha alimentado” el surgimiento de grupos terroristas como Al Qaeda y el Estado Islámico (EI), organización contra la que EE.UU. lidera una coalición internacional en Siria e Irak.

“El uso de armas químicas en un país inestable donde grupos terroristas operan y controlan el territorio eleva nuestras intensas preocupaciones sobre la posibilidad de que esas peligrosas armas caigan en manos de terroristas que buscan dañar a Estados Unidos, a nuestros aliados o a nuestros socios”, añadió Rankine-Galloway.

La Casa Blanca alertó el lunes de “potenciales preparativos” del régimen de Al Asad para llevar a cabo un nuevo ataque con armas químicas en ese país y sostuvo que, si eso ocurre, el mandatario y sus Fuerzas Armadas “pagarán un alto precio”.

Rusia reaccionó considerando “inaceptable” cualquier amenaza de Estados Unidos contra el “liderazgo legítimo” de Siria y recordó que no hubo una investigación internacional imparcial que estableciese que el ataque de abril fue llevado a cabo por el régimen de Damasco.

Hasta ahora, EE.UU. no había explicado dónde se estaban llevando a cabo esos supuestos preparativos y tampoco había ofrecido ningún detalle sobre cuándo se había detectado la amenaza.

La base siria de Al Shayrat, se ubica a 1,5 kilómetros del pueblo que le da nombre y a unos 25 kilómetros al sureste de la ciudad de Homs, capital provincial.