Cura secuestrado por islamistas es visto con vida

Filipinas (AFP).– Un sacerdote católico secuestrado por yihadistas que tomaron parcialmente el control de una ciudad al sur de Filipinas fue visto con vida, informó este lunes el ejército que prosigue su ofensiva contra los islamistas.

El pasado 23 de mayo, centenares de yihadistas que llevaban la bandera negra del grupo Estado Islámico ocuparon varios barrios de Marawi, en medio de sangrientos enfrentamientos que han dejado más de 400 muertos, según un balance oficial.

Filipinas promete salvar a rehenes y acorralar a rebeldes. Foto: AP
El padre Teresito Suganob, llamado ‘Chito’, cura católico de Marawi, fue secuestrado junto a varios de sus parroquianos al inicio de los enfrentamientos.

El coronel Jo-Ar Herrera, portavoz del Ejército en Marawi, explicó a la prensa que el sacerdote fue visto vivo el domingo en un barrio de la ciudad aún en manos de los yihadistas. Según él, los islamistas tienen en su poder a un centenar de civiles, que usan de escudos humanos o para labores de carga.

Los combates eran violentos este lunes, con intensos bombardeos por parte del Gobierno filipino. “Nuestras operaciones ofensivas se han reanudado y vamos a seguir hasta liberar Marawi lo más pronto posible”, dijo el portavoz. Según las autoridades, los combatientes yihadistas han recibido refuerzos de islamistas extranjeros.

El Ejército intenta confirmar si el presunto jefe del grupo EI logró huir de la ciudad. Isnilon Hapilon, igualmente jefe del grupo islamista Abu Sayyaf, es uno de los terroristas mas buscados por Estados Unidos, que ofrece por él 5 millones de dólares.