Incendio en Portugal fue provocado

El presidente de Cuerpo de Bomberos de Portugal, Jaime Marta Soares, aseguró que una “mano criminal” provocó el incendio forestal que arrasa desde el fin de semana con una amplia zona boscosa del central municipio de Pedrógão Grande y que ha dejado 64 muertos.
Estoy convencido de que el fuego en Pedrógão Grande es obra de una ‘mano criminal’”, afirmó Marta Soares, descartando la hipótesis de las autoridades de que el incendio inició por la caída de un rayo durante una fuerte tormenta el sábado pasado.
En declaraciones a la prensa, el presidente de la Liga del Cuerpo de Bomberos y máximo dirigente del sindicato del sector, dijo que, aunque hubo fuertes tormentas en la zona hay indicios de que el fuego se inició mucho antes.

“Tenemos alertas que indican que el incendio estaba activo al menos dos horas antes de que se registrasen tormentas eléctricas por la zona”, explicó Soares, según un reporte de la edición electrónica del rotativo luso Diario Noticias.

El experto explicó que, aunque es verdad que los rayos posteriores que cayeron en la zona empeoraron la situación, se debe investigar a fondo y buscar pruebas que determinen qué originó el fuego, porque, insistió, “no tengo duda de que el incendio ha tenido un origen criminal”.

El Cuerpo de Bomberos luso estima que al menos el 98.0 por ciento de los incendios en Portugal son causados por seres humanos, en su mayoría de los casos por un error, sin embargo, entre el 26.0 y el 32.0 por ciento fueron provocados intencionalmente.

De verdad. Tengo la convicción que este incendio fue provocado. La tormenta llegó mucho después, cuando el incendio ya era de grandes proporciones”, subrayó.
Marta Soares dijo que tenía mucho respeto a la labor que han estado haciendo las fuerzas de seguridad y la Policía Judicial, que ha hecho un trabajo serio, pero “en estos casos, cuando se trabaja a contrarreloj, no se pueden tomar en cuenta todos los detalles”.

El domingo pasado, horas después del inicio del fuego, el Director Nacional de la Policía Judicial, Almeida Rodrigues, aseguró que no se tenían informes sobre el origen del fuego, sin embargo, afirmó que “todo apunta claramente que fue por causas naturales. Encontramos un árbol que pudo haber sido alcanzado por un relámpago”, dijo.

El jefe de los bomberos lusos expresó su desacuerdo con la decisión política de emitir comunicados sobre las causas del incendio tan rápidamente insistió en que al afirmar que las causas eran naturales, es posible que se hayan ignorado pruebas que demuestren lo contrario.

Podríamos haber mantenido la vigilancia y, si todavía seguía por la zona, tal vez hubiese sido posible detener al responsable de este crimen”, sentenció.

Estas declaraciones se conocen en medio de los reportes de algunos medios locales de que el fuego habría sido controlado totalmente en Pedrogão Grande y horas después de que funcionarios de gobierno y Parlamento guardaron un minuto de silencio por las víctimas del más mortífero incendio forestal en Portugal.