Los Schneider ventilan su vida en la pantalla

Para Patricia Maya es momento de que las etiquetas desaparezcan, de que los actores se muestren tal y como son, sin filtros, que apuesten por sus propios personajes y producciones.

Pensar así ha sido un acierto para Patricia Maya, productora mexicana que, compartiendo ingenio con su esposo, el actor y comediante, Rob Schneider, ha logrado posicionar exitosamente “Real Rob”, serie transmitida por Netflix, en la que narra cómo es su matrimonio con el protagonista de “Este cuerpo no es mío”.

La serie estrenada en 2015 con una primera temporada de ocho capítulos, ahora alista el lanzamiento de su segunda entrega —programada para el otoño— consolidando a Patricia Maya como actriz, quien sin tener experiencia profesional en la actuación se aventuró a interpretarse a sí misma, tomando como guía el sentido del humor y comedia que tanto caracterizan a Rob Schneider.

Patricia señala que la idea de producir una serie que refleje lo divertido de su matrimonio ya tenía un par de años en el tintero y aunque no tenía televisora o plataforma que les asegurara la transmisión, ella y su esposo optaron por adelantarse a la producción y después ofrecerlo a medios como Netflix, que no dudó en aceptar la propuesta y ofertarla como una serie original de la plataforma de streaming.

“Primero pensamos sólo en el piloto; luego, decidimos escribir ocho episodios, nos animamos a filmar el primero y mejor los hicimos todos. Apostamos todo lo que teníamos, nosotros financiamos todo en esta primera temporada. Primero hicimos la serie y después la vendimos, tuvimos mucha suerte de que Netflix se interesara en el proyecto”.

Patricia destaca que el éxito de “Real Rob” radica en las situaciones que como pareja expone el matrimonio Schneider y la peculiar combinación de comedia americana y mexicana que tiene como principal mensaje romper con los mitos de las nacionalidades dentro de la unión familiar.

“Muchas de las situaciones del show son cosas que nos han pasado, pero que las hemos exagerado para hacerlas chistosas y entretenidas para el público. Nuestras personalidades también las exageramos un poco, Rob es como un niño necio que quiere hacer cosas y le salen mal, yo soy más como su mamá, eso funciona para los personajes. Hay muchos elementos de nuestra realidad, nos burlamos y exageramos, pensamos que quizá otras parejas se pueden identificar”.

Pensando que otoño de este año será el mejor momento para estrenar la segunda temporada, Patricia revela que personalidades como Danny Trejo (Machete), Eugenio Derbez y Adam Sandler, tendrán participaciones especiales a lo largo de la segunda temporada que se enfocará, principalmente, en los problemas económicos que atraviesa el matrimonio Schneider.

Ganar terreno como productora y actriz mexicana en Estados Unidos no solo significa un orgullo para Patricia al asegurar que las oportunidades para desarrollarse artísticamente para la comunidad latina están más abiertas que antes.

“A los mexicanos no hay nada que nos detenga, cuando queremos hacer las cosas las hacemos. En Estados Unidos veo que hay muchas ganas de seguir trabajando, ahora con tantas cuestiones políticas que están tratando de generar miedo, yo no veo miedo, veo que hay ganas de demostrar que somos capaces. Me da gusto tener un show en el que se muestre que somos una familia multicultural, que la cuestión no es si yo soy mexicana y él americano, sino que somos una pareja normal como cualquier otra, que no importa de dónde eres”.