Secuestrado aprovecha descuido de plagiarios y los mata en NL

Escobedo.- En un descuido, tres secuestradores fueron ultimados por el hombre al que tenían plagiado en una casa de seguridad en el Barrio Oaxaca, de la colonia Alianza Real, en Escobedo.

A simple vista, parecía una triple ejecución: tres cadáveres, todos de hombre, dos sobre la cama, uno en el suelo, con tiro de gracia en la cabeza, quienes habrían sido asesinados por su víctima.

El hecho ocurrió el miércoles por la tarde en un domicilio que se localiza en la calle San Antonio de la Cal 946, de la colonia Alianza Real en Escobedo, Nuevo León.

Un joven no identificado dio aviso a la Policía de Escobedo, alrededor de las 16:02 y elementos de la corporación confirmaron la presencia de los tres cadáveres.

Pero momentos después llegaron, sin que les avisaran, los elementos de la Policía Ministerial, alertados por el mismo secuestrado que tras escapar, llegó a la Procuraduría para notificar lo que había pasado y decirles dónde estaban los cuerpos.

La historia comenzó el pasado lunes, en la colonia Santa Cecilia, de Apodaca, cuando varios sujetos secuestraron a un hombre de entre 35 y 40 años de edad, tras sorprenderlo cuando lavaba su auto.

A bordo de un Chevrolet Astra lo llevaron a un lugar desconocido, donde permaneció maniatado y con los ojos tapados, mientras presuntamente se negociaba un rescate.

Pero la suerte dio un giro este miércoles por la mañana, pues el plagiado logró zafarse de las manos, y luego, aprovechando un descuido de los tres hombres que lo custodiaban salió del cuarto donde lo habían encerrado.

No se dieron mayores detalles, pero se sabe que al escapar logró apoderarse de una pistola y con ella dio muerte a los tres secuestradores, para luego salir y alejarse en el mismo auto Astra en el que lo habían plagiado, el cual abandonó sobre el kilómetro 15 de la carretera libre a Nuevo Laredo. Ahí buscó la ayuda de policías, para explicarles lo sucedido.

Sin embargo, el auto fue encontrado por elementos de la Policía Federal, a quienes les pareció muy sospechoso un coche con placas MLL 69 61 del Estado de México estacionado a la orilla de la carretera. Tras revisarlo, encontraron un arma larga entre los asientos, y una pistola en la guantera del automóvil. También había pedazos de tela con nudos, que la víctima se quitó cuando logró escapar.