Debilitada Policía Municipal en la ciudad de Cuauhtémoc

Con las decenas de renuncias que se han presentado en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, la Policía Municipal ha visto reducida su capacidad operativa alrededor de un 45%, reconoció el portavoz de la dependencia, Felipe Aguirre Flores, al indicar que cada grupo de los tres disponibles tenían hasta hace unos meses 35 agentes y ahora sólo suman 20.
Esta situación obligó a los mandos a rediseñar la vigilancia en los diez sectores en que se divide policialmente la ciudad, para atender con mayor número de elementos aquellas zonas con mayor incidencia delictiva. Sin embargo, subrayó que son muy pocos incidentes reportados y que requieren la participación de la Policía Municipal; incluso los choques o incidentes viales también han disminuido en las últimas semanas.
“Se trata de cubrir conforme a prioridades de zonas de conflicto, lo que se está haciendo es manejar la incidencia delictiva de los diez sectores en que se divide la ciudad y en base a ello se les da prioridades a incidentes de reportes” resaltó el vocero de la DSPM.

Aunque es bajo el número de agentes, éstos tienen apoyo en el patrullaje a través de los integrantes de grupos especiales y el Grupo Beta, que suman tres a cuatro patrullas más. Afortunadamente la incidencia delictiva ha sido mínima en Cuauhtémoc, ya que se ha presentado que no se reporta un solo incidente durante periodos de 12 horas, aunque reconoció que es muy impredecible esta situación. “No sabemos si luego haya repunte fuerte, hay cosas muy inestables que marcan tendencias a desequilibrar las cosas” concluyó.

De acuerdo al vocero, los mandos operativos de la corporación, los grupos Especial y K-9 trabajan ordinariamente en el patrullaje y seguimiento a delitos presentados y que por el término de la flagrancia pueden ser resueltos.