Delfina se arriesga con adherentes de “dudosa procedencia”

Desde que el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los militantes de cualquier partido político a sumarse al proyecto de la candidata a gobernadora del Estado de México, Delfina Gómez Álvarez, a dos semanas de la elección ya se han adherido a su campaña personajes que, parafraseando al tabasqueño, “hasta hace poco apoyaban a la mafia del poder”.

Esa fue la frase que el lunes 15, Día del Maestro, utilizó López Obrador para referirse al espaldarazo que le dieron a Gómez Álvarez varios personajes vinculados con Elba Esther Gordillo.

Se trata del exyerno de la profesora, Fernando González Sánchez; el exsecretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael Ochoa Guzmán; el líder del sindicato del Metro, Fernando Espino Arévalo, y el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, por nombrar a algunos personajes “de dudosa procedencia”.
En su cuenta de Facebook, López Obrador escribió su opinión sobre el apoyo “de algunos líderes del SNTE” a Delfina. Insistió en que las puertas del partido están abiertas a maestros o no agremiados, porque el propósito de Morena es revertir la reforma educativa.

“Sin embargo, Morena actuará de manera precavida ante la adhesión pública de algunos líderes del SNTE que hasta hace poco apoyaban a la mafia del poder. También es indispensable que la maestra Elba Esther Gordillo informe sobre su participación en el fraude electoral de 2006 para imponer a Felipe Calderón, causando un enorme daño al pueblo y a la nación. La maestra Elba Esther está en la cárcel y no estoy acostumbrado a hacer leña del árbol caído, pero sin transparencia y democracia no habrá más futuro en el país”, señaló.