Realidad virtual no es una extensión del cine, advierte Iñárritu

Luego del exitoso debut de su cortometraje “Carne y Arena”, en el Festival de Cannes, el cineasta Alejandro González Iñárritu platicó con varios medios de comunicación al respecto.

El cineasta mexicano reconoció que la realización de este proyecto no fue sencillo, pues le tomó cinco años para poder desarrollarlo.

“Todo se trató de probar y fallar. No teníamos ningún precedente, era aterrador porque hace tres o cuatro meses decíamos va a ser un fracaso, un desastre; había miles de limitaciones y cosas que no sabía cómo resolver; pero fue un proceso creativo muy librador porque te quita todas las preconcepciones y prejuicios que tienes”, señaló el ganador del Oscar.

Por eso, advirtió que “la realidad virtual no es una extensión del cine, sino el nacimiento de un medio absolutamente distinto, quizá el octavo arte porque de esto ya no hay vuelta atrás.

“La definición de cine para mí es el encuadre, la longitud de una escena, la yuxtaposición de tiempo y espacio a través de la edición. Nada de eso, nada, aplica aquí. Será muy difícil volver a la pantalla plana”, confesó González Iñárritu.

Acerca de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, vea su proyecto; el cineasta mexicano señaló que le interesa que su corto sea visto por los jóvenes “pues el asunto migratorio se ha politizado y representa ya una crisis existencial humana; pero los inmigrantes no son una amenaza, son un oportunidad”, agregó.